Un coronel le informa a Sayhueque del crimen de Baigorrita
El 17 de julio de 1879

Un coronel le informa a Sayhueque del crimen de Baigorrita

17/07/2017
E

ste día, se produce el asesinato del cacique Baigorrita por parte de efectivos militares involucrados en la ofensiva contra los pueblos originarios pampeanos y patagónicos conocida como la “Conquista del Desierto”.
La información surgió de una carta que el coronel Conrado Villegas le envió “Al Gobernador de las Manzanas. Don Valentín Sayhueque”, donde a manera de advertencia lo instó a pronunciarse: “Es menester que escriba a Purrán y demás caciques que están bajo sus órdenes, que serán bien tratados y respetados en todo, pero si andan mal les voy a hacer la guerra y conducirlos a todos como se ha hecho con los pampas que ya se acabaron. Baigorrita que era el último que quedaba, murió el 17 de julio pasado a consecuencias de heridas que recibió de una partida nuestra que lo alcanzó y derrotó. Toda su tribu está prisionera en nuestro poder…” (Ernesto Maggiori. La historia de los pueblos Mapuche y Tehuelche).
En tono amenazante, Villegas le recriminó: “Hace dos meses le escribí en Chinchinal y todavía no he tenido contestación de mi carta. A Reuque Curá también le escribí y me la ha contestado diciéndome que así que se componga el tiempo vendrá a verme con su gente. He extrañado mucho no recibir su contestación pues nunca he dudado que usted es muy amigo nuestro”.
Luego, le informó que el “comandante Guerrico va por tierra con dos botes hacia Nahuel Huapí para de allí ver si es posible navegar ese río. Esto a usted y sus indios les conviene pues así se les puede llevar las raciones por agua y se ahorran Uds. de cargar caballos. Le estimaría que lo hiciera acompañar con algunos de sus indios a dicho Comandante a fin de que sea respetado y pueda hacer el trabajo que el Gobierno le manda”.
La falta de respuesta de Sayhueque se debía a que esperaba el cumplimiento de los acuerdos de paz firmados con el Gobierno, pero, el tenor de la misiva exhibía las verdaderas intenciones de los militares. “Así que mientras suponía que las tropas no cruzarían los límites geográficos estipulados por el Congreso, por otro lado, una cruel realidad que mostraba las intenciones de exterminarlos lo pondría a prueba con su propia gente (…) hechos como los ocurridos con Purrán indicaba que había que ser más realistas” (op.cit.).
Esta situación de presiones y acuerdos incumplidos duró un par de años, hasta que las tropas liquidaron a la gente de Sayhueque.

Autor : Bernardo Veksler
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    5 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos