Comenzaron los controles semanales en el Valle de Lobos
En el marco de la denuncia penal por presunto maltrato animal

Comenzaron los controles semanales en el Valle de Lobos

Zoonosis provincial e integrantes de la protectora ‘Patitas Tolhuin’ realizaron ayer el primer control sobre el estado de los perros del Valle de Lobos, en cumplimiento a la orden judicial en el marco de la denuncia por presunto maltrato animal. Coincidieron en que los canes se encuentran en mejor estado, y destacaron la voluntad de los nuevos encargados del complejo para recuperar la salud de los perros. Walter Cayo, denunciado por la protectora, ya no está a cargo del Valle de Lobos.
13/04/2018
P

rofesionales veterinarios del Programa de Control de Enfermedades Zoonóticas del Ministerio de Salud de la provincia y de la protectora ‘Patitas Tolhuin’, junto a voluntarios de la asociación, realizaron ayer el primer control sobre el estado de los perros del Valle de Lobos, en cumplimiento a la orden del Juez que interviene en la denuncia por presunto maltrato animal.
Cabe recordar que la semana pasada, el juez Javier De Gamas Soler dispuso que el Departamento de Zoonosis del Ministerio de Salud deberá realizar el control semanal de en el Valle de Lobos, para constatar el estado de salud de los animales, previendo la participación de ‘Patitas Tolhuin’ que ejercerá la función de Amicus Curiae.
En diálogo con EDFM el responsable del Programa de Control de Enfermedades Zoonóticas del Ministerio de Salud, veterinario Juan Facundo Petrina, informó que durante el control “observamos que la situación mejoró notablemente, en cuanto a las instalaciones, la limpieza de los caniles, la condición de los perros y su estado anímico; en comparación a lo que vieron desde la protectora en el mes de Enero, según indicaron”, dijo.
Petrina advirtió que “nos recibieron los nuevos encargados del complejo, y nos comentaron sobre las mejoras que vienen realizando hace pocos días”, en tanto destacó que “fuimos de sorpresa, sin aviso”. Además señaló que “no se observaron parásitos en la materia fecal de los animales”.
El profesional aclaró que “el Programa de Control de Enfermedades Zoonóticas sólo actúa frente a enfermedades de los animales que afectan a la salud humana”, sin embargo “acatamos la orden judicial y volveremos cada semana, como lo dispuso el Juez”, anticipó.

Patitas Tolhuin propone controles más estrictos y exhaustivos

Por su parte el veterinario Jeremías Sarmiento, integrante de la asociación protectora ‘Patitas Tolhuin’, detalló que “en una escala del 1 al 5, los animales se encuentran en condición corporal nivel 2 o 3; algunos en buen estado y otros flacos”, en tanto, “el lugar está mucho más limpio, los animales ya no se encuentran bajo estrés; tienen un buen vínculo con los nuevos encargados y les han mejorado la alimentación”, valoró.
Sarmiento evaluó que “se ha generado un daño permanente a la salud de los animales”, ya que “la falta de alimentación de calidad y cantidad, durante la etapa de crecimiento, afecta el desarrollo corporal: estos perros tienen huesos largos porque obtuvieron calcio de la leche materna; pero no han desarrollado musculatura porque no han recibido proteínas del alimento balanceado” y lamentó que “una vez que se afecta tanto la salud en la etapa de cachorros, es irreversible; aunque logren recuperarse, nunca más tendrán la contextura típica de un perro alaskano”, advirtió.
El profesional de ‘Patitas Tolhuin’ observó que “los nuevos encargados tienen la voluntad y la intención de mejorar las condiciones, y han aceptado asesoramiento técnico para que los animales estén dentro de ciertas condiciones de bienestar y que esto no vuelva a ocurrir, tienen predisposición y eso es muy importante”, dijo. Se trata de unos 40  perros que se encuentran dentro del complejo turístico Valle de Lobos, aunque originalmente se conocía la presencia de unos 60; contando aquellos que fueron entregados a una protectora de Río Grande.
Sarmiento anticipó que desde ‘Patitas Tolhuin’ presentarán un plan de trabajo “para proponerle al área de Zoonosis provincial que en adelante, los controles sean más estrictos y exhaustivos: peso, estado sanitario; alimento que consumen; vacunas; medidas de caniles; muestras de sangre y materia fecal para detectar enfermedades que se pueden transmitir entre los perros y a las personas”, y además analizarán “parámetros de bienestar animal para actividades turísticas o deportivas con perros”, dijo.
El profesional confió en que “se genere un precedente para que las actividades con animales se hagan en buenas condiciones, bajo control y seguimiento”, porque “nos preocupa la situación y no queremos que la historia se repita”, expuso.

Walter Cayo ya no está a cargo del Valle de Lobos

Por su parte Matías Díaz y Joaquin Fava, a cargo del complejo invernal y los perros del Valle de Lobos, explicaron que “hace pocos días, el propietario –Pedro Curuchet- volvió al complejo y rescindió el contrato de alquiler con el encargado anterior, a partir del daño irreparable que generó este hombre en el estado de los perros y los daños a la estructura del complejo”, en referencia a Walter Cayo, denunciado por presunto maltrato animal.
En diálogo con EDFM, Fava explicó que “el señor Curuchet ya no está en condiciones de asumir, físicamente, esta tarea de recuperación del complejo y de los perros”, a partir de ello, “nosotros somos su equipo, y estamos en representación suya haciéndonos cargo de la situación”, sostuvo.
Fava detalló que en la última semana, “limpiamos, mejoramos y reparamos los caniles, desinfectamos e incorporamos alimento para cachorros, que tiene mayor poder proteico y vitamínico, para darle un refuerzo a los perros que lo necesitan”, destacó. Aseguró que “tenemos la intención y la voluntad, por instrucción del ‘Gato’ Curuchet, de recuperar la salud de los perros y el estado de todo el complejo; estamos enfocados en eso y lo vamos haciendo de a poco”, señalaron.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    50%
    1 voto
  • No me interesó
    50%
    1 voto