Golpearon a uno de los acusados
El escándalo de las viviendas futuras

Golpearon a uno de los acusados

Se trata de Miguel Ángel Arana, presidente de la Comisión de Viviendas de ATE a quien el secretario general de ese gremio, Carlos Córdoba denunció junto a Daniel Alberto Belbey (secretario de Acción Social) como los responsables de haber “vendido” viviendas del complejo Barrancas del Río Pipo a personas ajenas al sindicato. Arana fue increpado en su domicilio por un sujeto con antecedentes penales que dijo haber sido perjudicado por la maniobra. Le perforaron un pulmón y está internado en coma inducido en el Hospital. El juez llamó a indagatoria a los acusados.
31/05/2018
U

no de los dos directivos de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) acusados de participar del “escándalo de las viviendas futuras”, fue atacado a golpes y patadas en la puerta de su domicilio por un supuesto damnificado de la maniobra que investiga la Justicia, y se encuentra internado en el Hospital Regional Ushuaia en “coma inducido”, confirmaron ayer distintas fuentes judiciales a EDFM.
Se trata de Miguel Ángel Arana, presidente de la Comisión de Viviendas de ATE, a quien el titular de ese gremio, Carlos Córdoba, denunció penalmente junto a Daniel Alberto Belbey (secretario de Acción Social) como los responsables de haber “vendido” viviendas del complejo Barrancas del Río Pipo a personas ajenas al sindicato.
Arana fue increpado en la puerta de su casa, ubicada en la calle Tolhuin Sur 245, por un sujeto con múltiples antecedentes penales, que le recriminó haberlo estafado “con el tema de las casas”, y acto seguido lo golpeó hasta producirle heridas graves que derivaron en su internación.
Según pudo reconstruir ayer este medio en base a documentos oficiales del caso, la agresión ocurrió el pasado jueves 24 de mayo a las 17 horas.
Arana relató que salió de su casa y se encontró con quien luego fue identificado como Bernabé Maximiliano Perpetto, al que acompañaba una persona más que todavía no pudo identificarse.
El integrante de ATE pensó que estas personas querían alquilarle alguna de las maquinarias que posee, pero Perpetto de inmediato le gritó que “a vos y a Córdoba los voy a hacer mierda, hijos de puta, me cagaron plata”.
Después el agresor pretendió llevarse a Arana fuera del predio y éste se aferró a las rejas de la casa, y fue allí donde comenzó a recibir “patadas en su cabeza, tórax y rostro”.
El gremialista declaró que durante el forcejeo advirtió que Perpetto “llevaba un arma en la cintura”, aunque dijo que no la utilizó.
Al parecer Arana fue atendido en el Hospital Regional Ushuaia donde le diagnosticaron contusiones y una costilla fisurada, y le dieron de alta, aunque a las horas regresó y se constató que tenía un pulmón perforado, por lo que quedó internado “en coma inducido”, dijeron las fuentes consultadas.
En cuanto a Perpetto, trascendió que una cámara de seguridad de la zona habría captado el momento de la agresión, por lo que fue imputado de varios delitos aunque no quedó detenido.
Perpetto es el mismo sujeto que junto a su pareja, Marcela Soledad Silva Gallardo, fueron investigados hasta el año pasado por la Justicia Federal de Río Grande en una causa por presunto lavado de dinero y narcotráfico, aunque quedaron sobreseídos a partir de un fallo de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia que anuló actuaciones realizadas en la etapa de instrucción.
De acuerdo a medios chilenos, como Radio Magallanes, Perpetto fue condenado en ese país por “robos reiterados”.
En tanto su hermano, Víctor Ezequiel Perpetto, también fue condenado el año pasado en Río Grande a 4 años de cárcel por “robo agravado”, y posee antecedentes por narcotráfico desde 2015.

Llamado a indagatoria

Por otra parte, este medio pudo confirmar ayer que el juez de instrucción Javier De Gamas Soler resolvió citar para prestar declaración indagatoria a los dos directivos de ATE denunciados por la supuesta venta de viviendas futuras.
Tanto Arana (si para entonces se recupera de las lesiones que recibió) como Belbey deberán presentarse en tribunales el próximo jueves 21 de junio para responder a las acusaciones derivadas de la denuncia de Córdoba.
Según trascendió, el pedido de indagatoria se agilizó debido a las sospechas de que los que involucrados pudieran evadir la acción judicial, mientras la Justicia sigue recopilando la identidad de otros damnificados por la maniobra de defraudación.
“Se los indagará por los hechos que ya conocemos y cuando se constaten más, seguramente volverán a ser citados”, explicó la fuente consultada.
Uno de los aspectos en que los investigadores no tienen todavía una certeza es el rol que habrían desempeñado las llamadas “víctimas” de la estafa.
Por un lado, se sabe que estas personas habrían pagado dinero a los directivos de ATE, pero la pregunta es si lo hicieron creyendo que estaban pagando el anticipo por la compra de una casa, o si sabían que estaban pagando una “comisión” (o coima) para que se los incluyera en el listado de adjudicatarios de las viviendas construidas por el IPV para afiliados de ATE. En un caso serían víctimas y en el otro podrían ser cómplices.
En ese sentido, el juzgado interviniente también citaría como testigos a funcionarios del IPV para que aclaren aspectos de la operatoria de adjudicación de viviendas sociales.
Otra impresión que tienen los investigadores es que el caso “está muy lejos” de esclarecerse por completo y que resta no solo la aparición de más gente que “aportó dinero” sino una mayor pesquisa sobre la estructura de ATE que se prestó a la maniobra.

La denuncia

De acuerdo a la denuncia de Córdoba, a comienzos del año 2017, tomó conocimiento “a través de terceras personas y de redes sociales” que se estaba produciendo la venta de viviendas futuras a personas ajenas al sindicato, a cambio de dinero, y que incluso se estaba utilizando una “inmobiliaria fantasma”.
Concretamente se enteró de que “Arana y Belbey, habrían ofrecido a personas de su confianza -ajenas al sindicato- la adjudicación de las viviendas, a cambio de sumas de dinero”, y que algunos de los damnificados se habían presentado hace unos tres meses en el gremio.
Córdoba explicó que a raíz de estos hechos, Arana fue desafectado de su cargo en ATE y del contacto con el IPV y la Municipalidad.
También contó, como dato sugestivo, que “Arana habría adquirido camiones y maquinaria, para participar en licitaciones del Municipio de esta ciudad, por lo que se permite presumir que tratándose de grandes sumas de dinero, habría contado con disponibilidad suficiente, ignorando la fuente de ingreso que le habría permitido realizar estas acciones”.

Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    7 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos