Ante el Consejo de la Magistratura de la provincia

Presentan pedido de jury contra Juez de Familia

13/08/2018
U

n pedido de jury de enjuiciamiento contra el juez de Familia y Minoridad de Ushuaia, Alejandro Ferretto, fue presentado el pasado viernes ante el Consejo de la Magistratura de la provincia, por un hombre que dice haber sido víctima del desempeño “dilatorio” y “deficiente” del magistrado, y que por ello perdió su casa y sus pertenencias, además de haber atravesado “un calvario de cuatro años”.
Abel Alfredo Sesma sostiene que su ex pareja inventó sucesivas denuncias de violencia de género y hasta una de abuso contra una hija de la mujer, con el único objetivo de apropiarse de una vivienda y un terreno que le pertenecían al hombre antes de que convivieran.
Sesma asegura que a pesar de haber demostrado una por una la falsedad de las denuncias, y de haber sido sobreseído penalmente, el juez Ferretto mantuvo vigente durante meses medidas de restricción de acercamiento y medidas de conducta (además de multas y hasta dos arrestos) y permitió que la casa fuera vendida por la mujer a terceras personas, junto con todas sus pertenencias.
Según el denunciante, una vez sobreseído, interpuso una acción posesoria para recuperar su inmueble ante el propio Juzgado de Familia, pero el juez se la denegó por “falta de legitimación”, y tuvo que acudir a un juzgado Civil y Comercial donde finalmente obtuvo un fallo favorable y pudo regresar a su casa, aunque luego de cuatro años.
De acuerdo al relato de Sesma, todo comenzó cuando, después de una convivencia de seis meses con su ex pareja, que tenía dos hijas propias, decidieron separarse.
Se pusieron de acuerdo en que la mujer se quedaría unos meses en la vivienda (que le pertenecía al hombre) hasta que ahorrara dinero y pudiera alquilar en otro lado.
El denunciante de Ferretto asegura que luego de ello, y tras una discusión con su ex mujer, fue notificado de una primera orden de restricción de acercamiento y exclusión del hogar, dictada por el juez.
También se enteró después de que su ex mujer lo había denunciado por el supuesto abuso de una de sus hijas.
Ya desde entonces, y mientras se defendía de las denuncias, Sesma dice haber presentado una medida cautelar para que su pareja no dispusiera de sus bienes, aunque esa disposición, lejos de cumplirse, no evitó que perdiera desde muebles hasta documentación, y finalmente la propia casa.
“Cada vez que se daba cuenta que una causa se iba cayendo, presentaba otra denuncia. Esto sucedió en tres oportunidades hasta que en una cuarta, el propio fiscal la desestimó. Cada vez que había otra denuncia, el juez hacía lugar a nuevas restricciones, medidas de conducta y hasta arrestos”, contó Sesma en dialogo con EDFM.
“Fui arrestado dos veces durante veinticuatro horas, sin que ni siquiera me informaran el motivo hasta después de recuperar la libertad”, aseveró.
El hombre expuso que en ese lapso se enteró de que sus pertenencias estaban siendo removidas de la casa, y que la vivienda quedó primero abandonada y luego ocupada por otras personas.
Dijo que informó de ello a Ferretto en época de feria judicial, y que el juez no le hizo lugar al pedido de que se constatara esa situación, mientras que después de la feria ya había una nueva familia viviendo en el lugar.
A pesar de que su ex pareja y las hijas ya no estaban en la vivienda, Sesma advirtió que el juez de Familia no levantó la medida de exclusión del hogar.
Mencionó que tiempo después, el magistrado aceptó inspeccionar el lugar y que allí se constató lo que ya se sabía: que su ex pareja no estaba en la vivienda, que había otra familia y que no estaban ninguna de sus pertenencias.
“El propio juez me sugirió hacer una acción de restitución (de la casa) ante el mismo juzgado. Y después falló en mi contra con el argumento de que no estaba legitimado para esa acción. O sea, me sacó del domicilio con una orden de exclusión del hogar y después me dijo que no estaba legitimado para pedir que me restituyan el mismo hogar”, recordó el hombre.
Al respecto, detalló que mientras su ex mujer no tuvo ninguna consecuencia por sus acciones, él tuvo que acudir a un Juzgado Civil mediante una acción posesoria para obtener un fallo favorable de restitución del inmueble pero recién en mayo de este año, cuando pudo volver a la casa y verificar que, por ejemplo, todo el cerco frontal había sido removido.

“No se lo deseo a nadie”

“Pasé cuatro años de restricción en restricción, incluyendo seis meses en los que estuve encerrado en mi casa desde las nueve de la noche hasta las siete de la mañana del otro día sin poder salir. No podía ir a ninguna cena con amigos, por ejemplo. Y lo cumplí a rajatablas, incluso yendo todos los días a firmar a las tres de la tarde a la comisaría o soportando que me llevaran esposado delante de un montón de gente que conozco, a muchos de los que no le podía explicar lo que pasaba”, recordó Sesma.
“Para mí fue muy injusto lo que me han hecho vivir en estos cuatro años. Jamás hice nada de lo que me acusan. Y está todo demostrado. El juez tendría que haber investigado a la otra parte y se le hubiera aclarado el tema. Se trata de una mujer que lo único que quería era quedarse con mi casa y con el terreno. Por eso programó todo con mucho tiempo, con mucha astucia y usando las herramientas que le da la Justicia”, se quejó el denunciante.
Según evaluó, su ex pareja supo utilizar a su beneficio la ley 1022 para protección de víctimas de violencia de género, sabiendo que ante cualquier denuncia, lo iban a excluir del hogar.
“No estoy de acuerdo con la violencia de género y nunca lo estuve. La persona que hace algo tiene que ser juzgada. Está perfecto. Pero en el caso mío, estar 48 horas preso, sacarme de mi hogar, permitir que se vendan o se pierden mis bienes y quedar expuesto como si fuera un maleante, un ladrón o un asesino, no tiene vuelta atrás. Te pueden devolver la casa pero no la dignidad”, insistió el hombre.
Y agregó: “No quiero que a nadie más le pase esto si no es culpable. El juez conmigo actuó muy mal y lo tienen que investigar. Me destruyó económicamente y psicológicamente. Me separó de mis propios hijos. No se lo deseo a nadie”, concluyó.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    7 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos