Instruyen a oficiales británicos para ocupar las islas Malvinas
El 31 de agosto de 1832

Instruyen a oficiales británicos para ocupar las islas Malvinas

31/08/2018
E

ste día, el Almirantazgo británico emite las instrucciones dirigidas a la delegación sudamericana de la armada, establecida en Brasil, para proceder con la ocupación de las islas Malvinas.
En uno de sus párrafos, señala lo siguiente: “Dado que el vizconde Palmerston, uno de los principales secretarios de Estado de S. M., nos ha expresado el deseo del Rey de que una de las naves de S. M. reciba la orden de proceder a Port Egmont, en las islas Malvinas, con el propósito de ejercer los derechos de soberanía allí y de actuar en dichas islas como en una posesión perteneciente a la corona de Gran Bretaña, se le ordena y dirige de acuerdo con ello a despachar una de las naves de su escuadrón directamente a Port Egmont, con instrucciones a su comandante de llevar a cabo las intenciones de Su Majestad arriba mencionadas. Y haréis que las islas Malvinas sean visitadas anualmente por una de las naves de S. M. en la estación sudamericana, con el propósito de vigilar y mantener los derechos de soberanía de Su Majestad sobre dichas islas” (Arnoldo Canclini. Malvinas 1833. Antes y después de la agresión inglesa).
Puerto Egmont fue el sitio donde se había establecido una factoría inglesa, que fue desalojada por la fuerza por una escuadra española en 1770.
La decisión de la corona británica se gestó con la comprensión de que el gobierno de Buenos Aires estaba dispuesto a ejercer la soberanía sobre el territorio, como lo certificó el nombramiento de Luis Vernet como gobernador y las sanciones que éste aplicó en ejercicio de sus funciones a barcos loberos que no se atenían a las normas del gobierno criollo.
También temían que la acción destructiva de la fragata Lexington en Puerto Luis, en diciembre de 1831, constituyera el prolegómeno de la intervención militar norteamericana: “en ese tiempo se rumoreaba que el gobierno americano de hecho contemplaba tomar posesión de las Malvinas por su propia cuenta, con el propósito de establecer allí un depósito naval para proteger sus pesquerías y promover su comercio con las repúblicas sudamericanas”.
Londres buscó anticiparse a ambas iniciativas, a pesar de que opiniones, como la de sir Lawrence Freedman, sostuvieron que: “Pocos de quienes han examinado la evidencia histórica confían en que el establecimiento de Port Egmont proveía una base suficiente para que los británicos se apoderaran de las islas” (op.cit.).

Autor : Bernardo Veksler
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    86%
    12 votos
  • No me interesó
    14%
    2 votos