El 21 de marzo de 1900

Informan sobre el incipiente desarrollo comercial fueguino

21/03/2016
P

or Bernardo Veksler
En un informe elaborado por el inspector de policía Pedro N. Herrera, elevado este día al gobernador magallánico, se describe la creciente actividad comercial generada por los establecimientos ganaderos instalados en Tierra del Fuego.
Desde Punta Arenas se abastecía por vía marítima a las estancias y en algunos puntos de la isla ya se habían establecido almacenes para el aprovisionamiento local. “En cuanto a los almacenes Springhill o San Sebastián i Bahía Inútil que son los mayores, debo decirle para que se forme una idea de ello, que reunidos todos los negocios de Porvenir, apenas podrían aproximarse a uno solo” de esos comercios.
“El abastecimiento de los establecimientos ganaderos surgidos en la estepa fueguina fue motivo de grande y permanente actividad para los armadores puntarenenses, como de negocios para las casas de comercio del puerto del Estrecho. Las embarcaciones veleras del primer momento, a las que se sumaron luego los vapores, iniciaron y mantuvieron servicios ocasionales o regulares hacia las caletas fueguinas de Gente Grande (Caleta Hobbs), bahía Felipe, Punta Espora, Caleta Josefina, Puerto Nuevo, Porvenir, Páramo, San Sebastián y Río Grande, estos tres últimos puntos en el litoral argentino de la isla, para atender respectivamente a las grandes estancias fundadas en las inmediaciones. En estos mismos centros se fueron estableciendo almacenes de mercaderías generales para servir a las necesidades de la explotación en desarrollo y de los correspondientes habitantes” (Mateo Martinic B. La Tierra de los Fuegos).
La necesidad de establecer vías de comunicación más fluidas fue gestando “el tráfico inicial de jinetes y arreos, el paso que se haría continuado de carros y carretas y en general la cada vez más frecuente comunicación entre las estancias con la naciente población de Porvenir, dio origen a la formación de las primeras sendas que costearon el litoral occidental de la gran isla para vincular a dicha localidad con Gente Grande, luego a este centro con bahía Felipe y Springhill. Desde este punto a su vez se fue formando una huella que llegó a la caleta de Espora y otra ruta que cruzando longitudinalmente alcanzó hasta el fondo de la bahía Inútil”. Desde allí, se comunicó con “las casas de San Sebastián, senda que llegó hasta la costa de la bahía homónima y al asiento minero de Páramo”.

Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    95%
    18 votos
  • No me gusta
    5%
    1 voto
  • Me da igual
    0%
    0 votos