Gobierno chileno adjudica a la Explotadora tierras de Mulato
El 13 de septiembre de 1905

Gobierno chileno adjudica a la Explotadora tierras de Mulato

13/09/2017
E

l gobierno chileno realiza una subasta de tierras, que posibilita la adjudicación de un territorio ocupado por los tehuelches a la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego. En el predio vivía el cacique Mulato, quien, ante el inminente desalojo, viaja con su familia a Santiago a fin de interesar al presidente Germán Riesco. La reunión llega a concretarse, pero el líder tehuelche no obtuvo soluciones.
Al regresar, los viajeros comienzan a tener síntomas de viruela. Su joven sobrina falleció al llegar a Punta Arenas. Mulato, su mujer y K'alukan, uno de sus hijos lograron volver a la reserva de El Zurdo. Pero, en pocos días, se van muriendo, poniendo fin a una de las principales familias de la estirpe aonikenk en territorio chileno.
El cacique Mulato, cuyo verdadero nombre era Chumjaluwün, fue el último gran jefe tehuelche de la Patagonia. Era hijo de Casimiro Biguá, sucesor y hermano del cacique Papón desde 1892 hasta su muerte.
La ocupación colonizadora en la región austral, como era obvio, prefería los campos de mejor aptitud pastoril, que muchas veces coincidían con territorios de caza de los nativos, impidiéndoles su utilización y derivando en la fragmentación grupal y dispersión.
En Magallanes, esta situación afectó a tres comunidades, una de las cuales la dirigía Mulato. En la medida que la colonización avanzaba, los campos iban siendo alambrados y con ello se restringía el acceso a sus terrenos de caza, provocando una segunda consecuencia: la tendencia hacia la sedentarización y la escasez de sus tradicionales alimentos.
El gobernador Manuel Señoret decidió entonces enviar una comisión exploradora, en febrero de 1893, con el fin de ubicar a Mulato para estudiar la posibilidad de entregarles en concesión algún campo con una extensión suficiente para sostener la cantidad de animales que poseían. Mulato, ejercía superioridad sobre más de un centenar de indígenas, siendo dueño de una caballada que alcanzaba a los 400 equinos, algunos de los cuales eran entrenados para competir en las carreras troperas que se realizaban en Magallanes. Señoret firmó un decreto y le concedió al cacique un permiso provisorio para ocupar y explotar diez mil hectáreas de terrenos fiscales, ubicados en el límite con la Argentina y al oriente del río Brazo del Zurdo, predio que finalmente perdió en manos de la Explotadora.

Autor : Bernardo Veksler
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    7 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos