Correo de Lectores

Estamos con ustedes

27/11/2017
N

o hay un marino estos días que no sienta lo mismo que yo, no hay un marino que no quiera saltar a un bote, subirse a un helicóptero, a cualquier medio naval y salir al mar a buscar a nuestros compañeros.
Cada vez que me toco zarpar y separarme de mi familia durante mis años en la armada sabía y sentía que esto era así, sabía que tal vez no volvería por lo menos en la fecha prevista, a veces ni siquiera había fecha prevista, pero siempre sabía que si no lo hacía que cualquier cosa que me ocurriera a mi o a mi buque toda la marina nos iba a buscar, que mi familia iba a estar contenida, cuidada, querida que no iban a dejar que les faltara nada.
En estos momentos en los que la incertidumbre nos inunda y empieza a asomar la desesperanza, en estos momentos cuando no llegan las respuestas y el esfuerzo desplegado sigue intacto, me invade la angustia por no poder ayudar más, por no estar ahí dejando todo hombro con hombro con mis camaradas.
Me vienen a la mente las caras de mis hijos chiquitos cuando me veían volver y la felicidad que sentíamos al abrazarnos y pienso en las 44 familias que están ahí sin dormir hace días paradas junto al muelle, todas juntas y esperando verlos aparecer navegando atravesando el espigón de Mar del Plata para fundirse en un abrazo.
Yo sabía que mi familia y la marina estarían ahí, Los 44 tripulantes del San Juan también lo saben.
Un fuerte abrazo naval Pedro, Jorge y dotación, estamos acá y no perdimos la esperanza.

Autor : Concejal Tomás Bertotto
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    2 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos