SEÑALES LUMINOSAS: SEMAFOROS
En sintonía vial

SEÑALES LUMINOSAS: SEMAFOROS

13/07/2018
E

ste dispositivo electrónico que regula la circulación del tráfico en la vía pública, tanto a automotores y peatones, es el ordenador ideal cuando las arterias de circulación están desbordadas. Estos aparatos son empleados en subtes, ferrocarriles, aeropuertos, dársenas de embarque, en puertos etc.
La negligencia y falta de organización, serian motivos fundamentales para recurrir a este ordenador automático.
Algunas de las funciones primordiales del semáforo serian:
Regula el paso periódico de vehículos, para permitir el avance secuencial de otra corriente vehicular.
Al  marcar  el paso periódico de vehículos, se regula automáticamente la velocidad de los automotores.
Disminuye el peligro en esquinas y encrucijadas brindando seguridad a automotores y peatones.
Cuando se elige un lugar en la vía para ser samaforizado, se realiza un estudio previo que contempla motivos y circunstancias que justifican su implementación.
El paso del tiempo hizo de este tipo de señales una necesidad imperiosa en las grandes urbes, pero también se inventaron distintas presentaciones como por ejemplo, los hay para daltónicos que se presentan en figuras geométricas; para no videntes, entre otros.
Su funcionamiento no es ningún secreto ROJO para detenerse; AMARILLO precaución; VERDE para avanzar. Aún así re-significare cada color.
ROJO: detenerse, alto, prohibido seguir circulando.
AMARILLO: un buen conductor que visualiza este color, inmediatamente advierte “PRECAUCIÓN”, debe prontamente empezar a frenar, porque esta luz te esta advirtiendo que viene el rojo y debes detenerte.
De la misma manera este color anticipa nuestro verde,  cuando este se enciende “PRECAUCIÓN” no te adelantes puede venir un rezagado o peatón atrasado, debes prepararte para el verde y ahí si puedes avanzar.
VERDE: Avanzar o estas autorizado a seguir avanzando.
En algunas zonas urbanas o rurales veras semáforos intermitentes de color rojo o amarillo, el color es elegido de acuerdo al grado de precaución o cuidado que amerite la zona donde circulamos, ya sea fabril, escolar o encrucijada peligrosa etc.
En nuestra ciudad existen una cantidad reducida de semáforos, que por suerte son pocos todavía ya que la tranquilidad urbana no se ve desbordada a pesar de la gran cantidad de vehículos per cápita que hay actualmente.
Podríamos decir entonces que nuestra ciudad al no verse excedida de vehículos, todavía se puede atravesar su casco urbano en 15 o 20 minutos con la tranquilidad y serenidad que debe acompañar a un conductor.
Por lo tanto es de sugerir a quienes tengan cierto apuro o necesidad horaria, ser prudentes y regular el reloj cinco o diez minutos antes para no pasar sobresaltos sin necesidad. Por que como dicen muchos “JUAN SEGURA VIVIÓ MUCHOS AÑOS”.

Autor : Hector Elias
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    8 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos