Se dispone el remate de tierras de la península de Valdés
EL 3 DE SETIEMBRE DE 1906

Se dispone el remate de tierras de la península de Valdés

03/09/2019
E

ste día, un decreto del Poder Ejecutivo Nacional dispone la venta en remate público de tierras de la península de Valdés, al considerar que ese paso era esencial para que esos territorios, al pasar “al dominio privado”, se incorporen “plenamente al uso productivo. En 1906 se realizó un remate de 262.000 hectáreas de la Península, en el que cada comprador podía adquirir un máximo de diez mil y estaba obligado ‘a poblar la tierra con un capital propio y haciendas por un valor no inferior de quinientos pesos moneda nacional por legua kilométrica cuadrada’. Además, debía plantar cien árboles dentro del término de dos años” (Teresita Fernández, Marcelo Gavirati y Nelcis Jones. Revista Todo es Historia N° 449).
En los años anteriores, ya había habido intentos de introducir majadas de ovinos, provenientes en mayor medida de Carmen de Patagones.
El gran problema de la zona era la ausencia de agua potable. La primera solución encontrada fue “la construcción de jagüeles, uno de los primeros trabajos” realizados “con tesón y con técnicas simples pero muy difíciles: a pico y pala se hacían pozos de hasta 100 metros de profundidad, en los que los líquidos se sacaban a balde”.
Al promoverse la colonización de la península, se realizó “un estudio geológico que presenta un mapa con la ubicación de 51 perforaciones realizadas (…) de las cuales 20 tienen agua salobre o inservible y 31 agua regular o buena”.
No obstante, “al efectuarse en 1912 una inspección por parte de la Dirección Nacional de Tierras, se observaron cambios en el paisaje. Encontraron cuarenta lotes ocupados con ‘mejoras’, quince presentaban viviendas hechas de zinc, con cocina y pieza, mientras que otros doce eran sólo toldos hechos con chapas (…) Casi todos los lotes tenían corrales y algunos galpones de zinc para realizar tareas rurales. Muy pocos campos habían completado el cerco de su perímetro, aunque la suma de alambres tendidos llegaba a los 300.000 metros de longitud. La hacienda registrada era casi exclusivamente ovina: 46.760 ovejas, 430 yeguarizos y sólo 30 vacunos”.
Otra actividad que se inició fue la explotación de salinas y loberías, que promovieron instalaciones portuarias en Pirámide y el tendido de una vía férrea que convergía hacia el pueblo, “adquiriendo importancia como puerto exportador de las áreas de producción del espacio peninsular” (op.cit.).

Autor : Bernardo Veksler
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    8 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos