La obra de ampliación del Hospital Regional Ushuaia bajo auditoría
Análisis de los pasos administrativos

La obra de ampliación del Hospital Regional Ushuaia bajo auditoría

La Provincia encargó a profesionales de la Universidad de Buenos Aires la auditoría en la faz administrativa de la paralizada obra de ampliación del Hospital Regional Ushuaia. También se realizará una pericia sobre la misma. A pesar de ello desde el Ejecutivo Provincial “está la decisión política para continuarla”.
17/03/2020
L

a paralizada obra del Hospital Regional Ushuaia (HRU) se encuentra por estos días bajo auditoría por parte de profesionales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) con el propósito de verificar el estado administrativo mediante el cual se tramitó el expediente y si el avance de obra se corresponde efectivamente con lo certificado, informaron fuentes gubernamentales.
Hay que recordar que dicha obra de ampliación fue iniciada durante la gestión de Rosana Bertone y tuvo inconvenientes en su ejecución, no solo por la complejidad del suelo, que presenta características particulares, sino también por las dificultades administrativas, ya que la empresa a la que originalmente se le había adjudicado su ejecución, cesó en los trabajos y luego administrativamente pasó a manos de una UTE local.
Por estos días ingenieros de la UBA han llevado adelante verificaciones administrativas sobre el proceso que tuvo la ejecución de los trabajos realizados, los cuales también serán evaluados, para ver si los mismos se corresponden con lo que se estableció en el pliego.
Además de la auditoría administrativa la gestión Melella también ha solicitado que se realice una pericia de cálculo estructural de los trabajos realizados con el objeto de determinar el estado actual de los trabajos que se encuentra paralizados.
Hay que recordar que en abril de 2017 funcionarios del gobierno de Rosana Bertone realizaron la apertura a de sobres de la licitación la cual contemplaba un presupuesto oficial que rondaba los 102 millones de pesos. Los trabajos iban a ser afrontados con fondos del Fideicomiso Austral, aunque nunca se pudo avanzar a un ritmo sostenido con los trabajos.
A la licitación se presentaron las empresas “DAL Construcciones SA”, “Juan Felipe Gancedo”, la UTE “Cóndor SA y GADA SA”, y “Benedetti Diego Martín”. La obra fue adjudicada a DAL, una empresa que fue la que inició la demolición de las casas de servicio pero que nunca pudo ejecutar la totalidad de los trabajos y terminó cediendo al contrato a una UTE conformada por empresas locales.
Fuentes consultadas en la gestión actual, señalaron que “la decisión política del gobierno de Gustavo Melella, es que una vez concluida la auditoría, se pueda avanzar con la construcción total de la ampliación, aunque también es un desafío también conseguir los fondos ya que es de público conocimiento que el Fideicomiso Austral está atravesando complicaciones con la disposición de fondos”, señaló el funcionario consultado.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    3 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos