Nace la primera mujer antártica argentina en base Esperanza
EL 27 DE MAYO 1978

Nace la primera mujer antártica argentina en base Esperanza

27/05/2020
E

ste día, en la base Esperanza nace Marisa de las Nieves Delgado, la primera mujer antártica. “Juana Pabla Benítez entró en trabajo de parto. El viento acechaba furioso y el frío polar era intenso. Una moto hizo de ambulancia y la trasladó en bajada los 80 metros de distancia que había entre su cabaña y la Base de Ejército Esperanza, en el extremo norte de la península Antártica. ‘El parto se adelantó y tuve que ayudar al médico porque a todo esto era el primer nacimiento que atendía’, recordó Néstor Arturo Delgado, esposo de Juana y militar retirado del Ejército”. Era la tercera y última hija del matrimonio (Diario El Tribuno, Salta, 11/3/2018)
Juana, con un embarazo de cuatro meses, había aceptado el desafío de acompañar a su esposo en esa nueva misión militar y “se animó a parir en el continente helado, y luego como establece la regla antártica, sobrevivió al invierno junto con su beba”.
En ese momento, se estaba promoviendo la instalación de familias en la Antártida. Con ese propósito, el 17 de febrero de 1978, “ocho familias, entre ellas los Delgado, fundaron el Fortín Sargento Cabral en la base Esperanza”.
“Me enamoré de la Antártida, pese a que es una vida dura hasta que te habitúas; la vestimenta, los quehaceres domésticos y laborales, todo es más difícil y distinto porque el clima no ayuda", recordó Juana su residencia de un año en Esperanza.
Su esposo complementó el comentario: “Hay que tener agallas para vivir en la Antártida, no hay nada igual en el mundo: sólo hielo, pingüinos, algunas focas, lobos y elefantes marinos, nada más que eso”, al recordar su participación en el grupo de familias que por primera vez habitó la Base de Ejército Esperanza.
Hasta entonces habían habido sólo misiones militares, pero a partir de ese año “todas las bases antárticas llevan médico y los que van de forma temporaria para las campañas de verano llevan enfermero. Ese año se fundó la escuela, se llevó una sucursal del colegio Dámaso Centeno de Buenos Aires, un establecimiento para hijos huérfanos de militares. Mi hijo Néstor Gabriel hizo el primer grado, tenía clases en la base, y Norma realizó la secundaria a larga distancia; después cuando regresamos rindió sin problemas”, recordó Delgado.
En 1978 se celebraron dos casamientos, dos nacimientos, entre ellos el de Marisa de las Nieves Delgado, que luego se recibió de abogada y se fue a vivir a Nueva York.

Autor : Bernardo Veksler
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    5 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos