Se organizan y reclaman en Rosario “Veteranos del Beagle”
El 29 de mayo de 2009

Se organizan y reclaman en Rosario “Veteranos del Beagle”

29/05/2018
E

ste día, la Asociación Civil Ex Conscriptos del Canal Beagle - Rosario convoca a “luchar por la verdad, la justicia y el justo reconocimiento de los veteranos” que estuvieron involucrados en los preparativos bélicos para enfrentarse con Chile, a raíz de las divergencias limítrofes en el Beagle.
La entidad, que se había constituido dos años antes, se proponía “obtener un Reconocimiento Moral e Histórico a nivel nacional mediante el otorgamiento de una Pensión de Guerra y Obra Social a los soldados afectados por el Conflicto Internacional con Chile que sufrió nuestro país entre los años 1977 y 1979”.
La clase 1958 fue la más afectada, dado que, a mediados de 1976, comenzaron a recibir cédulas de incorporación al Servicio Militar Obligatorio. Al llegar los jóvenes al lugar de convocatoria les eran sustraídos los documentos de identidad. En los comienzos del año siguiente, los conscriptos fueron destinados a la fuerza donde cumplirían el servicio y comenzó una preparación rigurosa de carácter bélico, debido a la falta de acuerdo con la dictadura de Augusto Pinochet.
Durante la instrucción los soldados fueron movilizados por distintos puntos del país, para adaptarlos a diversos climas y terrenos, para poder desarrollar las acciones de combate.
Los jóvenes de 18 años habían perdido el contacto con sus familias y estas ni siquiera sabían el destino que habían tenido.
Luego de haber cumplido con el año de servicio, fueron reincorporados y movilizados hacia la frontera con Chile, “sin dejar rastros, en donde ni los familiares tenían conocimiento del estado de estos jóvenes”. Permanecieron hasta mediados de 1979 “en condiciones climáticas insoportables” y sufriendo “maltratos”. Mientras toda la clase 58 estaba desplazada hacia la frontera se iban incorporando las clases 59 y 60.
Los “veteranos” sostienen que el comienzo del combate estaba fijado para el 22 de diciembre de 1978, con la invasión a Chile y que “en varias zonas -en este caso, en el norte argentino- se ingresó a territorio chileno aproximadamente unos tres kilómetros un día antes a la fecha y hora de puesta en marcha del plan de guerra”.
Finalmente, la mediación papal frenó la escalada bélica.
El diferendo se había originado en el laudo arbitral, al que se habían sometido ambos países, dictado por la reina Isabel II de Gran Bretaña, que la dictadura argentina consideró inaceptable.

Autor : Bernardo Veksler
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    95%
    37 votos
  • No me interesó
    5%
    2 votos