Detienen a criminal de guerra croata por asesinar a su esposa
EL 30 DE DICIEMBRE DE 1998

Detienen a criminal de guerra croata por asesinar a su esposa

30/12/2021
E

ste día, el criminal de guerra croata Lun Terzic Nicolich asesina a su esposa Elisa Torres Cárcamo, una chilena de 27 años de edad, a quien ejecutó de cinco disparos, ante varios testigos, en el interior de una escribanía céntrica de Punta Arenas.
Por ese crimen fue condenado y cumplió prisión durante casi trece años. Al concluir su condena, fue deportado a Croacia.
“Al cabo de poco más de dos años de su expulsión del territorio nacional, en Croacia el ex convicto se embarcó en un buque que traía como destino” Ushuaia. Una vez allí, viajó a Río Grande (La Prensa Austral. Punta Arenas, 27/8/2014).
En la ciudad del norte fueguino fue denunciado por “una mujer que vive allí, con la que Terzic tuvo un romance de tres días”. El contacto entre ellos se había concretado a través de una página de citas. La mujer fue amenazada de muerte cuando “le pidió que se fuera de su casa. La mujer, cuyo nombre se mantiene en reserva, tuvo que abandonar el domicilio ante las amenazas que sufrió” (Página/12, 14/9/2014).
Esto puso en alerta a la policía y la justicia para detenerlo y expulsarlo del país. Pero, el croata pudo abordar un micro de Tecni Austral, pasar sin dificultades el control fronterizo de San Sebastián y arribar a Punta Arenas. Donde fue detenido y nuevamente deportado.
Terzic se hizo famoso por su desparpajo para relatar sus crímenes de guerra y el propio asesinato de su esposa.
“La historia completa de Terzic fue recopilada por el programa de la TV chilena ‘Mea culpa’, en el capítulo titulado ‘El croata’ (...) Los últimos quince minutos de ese programa incluyen una entrevista a Terzic en la cárcel, donde no sólo habla con lujo de detalles sobre el asesinato de su esposa, sino que también reconoce haber sido responsable de la muerte de al menos 145 serbios en hechos que podrían ser considerados como crímenes de guerra.
“¿Cuántas personas maté? Tengo 145 personas confirmadas y el resto, lo dejamos así. Igual no eran personas, eran enemigos. Eran serbios enemigos. No son personas”, expresó Terzic durante el reportaje (Página 12).
En otra entrevista concedida a medios chilenos, antes de recuperar su libertad, previo pago de un monto de dinero, Terzic justificó el crimen de su esposa porque lo engañaba, “Ella sabía hacerme daño”, dijo sin señas de arrepentimiento y hasta llegó a decir que “la amaba”. Admitió que tenía la “mala costumbre” de andar siempre armado.

Autor : Bernardo Veksler
Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    5 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos