Crisis habitacional en Tierra del Fuego: Un desafío urgente
EDITORIAL

Crisis habitacional en Tierra del Fuego: Un desafío urgente

05/12/2023
L

a provincia de Tierra del Fuego enfrenta una crisis habitacional que amenaza con provocar una migración significativa de profesionales y trabajadores especializados. Las desinteligencias legislativas que pretenden regular la relación entre locatarios y locadores por un lado, sumado a la expectativa de renta que la explosión de la actividad vinculada al turismo han conformado una tormenta perfecta que presenta serias dificultades para acceder y renovar el alquiler de viviendas, que han alcanzado niveles preocupantes creando un escenario desalentador para aquellos que buscan permanecer o establecerse en la provincia para desarrollar su proyecto de vida.

 

A los actuales valores de alquiler, que se encuentran en niveles exorbitantes, hay que sumar  los gastos administrativos asociados a la firma de contratos, como depósitos de garantía, pagos adelantados y sellado de contrato, provocando que el acceso a la vivienda sea casi inalcanzable para muchos. Este panorama se agrava aún más por la virtual imposibilidad de adquirir un techo propio, lo que coloca a quienes no poseen propiedades en una situación de desventaja insostenible.

 

Este escenario de crisis se ha convertido en un obstáculo insalvable para muchos, llevándolos a reconsiderar su residencia en Tierra del Fuego.

 

Es más, la realidad muestra que las nuevas construcciones que se están llevando adelante en Ushuaia se orientan principalmente hacia el alojamiento temporario para el turismo, aprovechando las altas rentas que esto genera. De hecho, se promocionan para su comercialización con una renta promedio garantizada de USD 1.500 mensuales. Esta perspectiva del libre mercado sin regulación alguna ha dejado en segundo plano las necesidades habitacionales de la población local.

 

Profesionales de la salud, docentes, personal técnico y otros especialistas de diferentes ramas de la prestación de servicios se encuentran en una encrucijada, ya que los costos de alquiler se han vuelto insostenibles en relación con los salarios. Lo cual demuestra que, de no implementarse cambios significativos, es probable que enfrentemos una migración de talento en el corto plazo, con consecuencias negativas para el desarrollo y la estabilidad de Tierra del Fuego.

 

Por esto mismo, es fundamental que las autoridades provinciales y municipales aborden esta situación de manera urgente. La creación de políticas efectivas que fomenten la construcción de viviendas accesibles y el acceso a créditos hipotecarios es esencial. Por ejemplo, podrían pensarse en el corto plazo, nuevos modelos de organización entre el sector público y privado para el desarrollo de nuevas unidades habitacionales destinadas a la compra o el alquiler de personas que prestan servicios en Tierra del Fuego.

 

 

La vivienda es un derecho básico, y su acceso no debería depender únicamente de la capacidad económica y de las leyes del libre mercado.

 

Tierra del Fuego enfrenta un desafío crítico que requiere una acción inmediata y coordinada. La viabilidad y la sostenibilidad de la región están en juego, y es responsabilidad de todos trabajar juntos para superar esta crisis habitacional y garantizar un futuro próspero de la provincia.

 

Un desafío similar ya se ha presentado en distintos destinos turísticos del mundo, y se han tomado acciones al respecto tendientes a morigerar la situación, por lo que existe un punto de partida para abarcar la problemática generada por lo que podemos denominar los efectos colaterales de la explosión de la actividad turística.

 

De lo contrario, solo nos resta esperar la migración de personas que ven truncadas sus posibilidades de alquilar o acceder a la vivienda propia porque el mercado garantiza mayor rentabilidad hacia los alquileres turísticos y de corto plazo.

 

En otros términos, podríamos decir que llega la era de profesionalizar y perfeccionar los procesos de toma de decisión pública para garantizar las condiciones de vida de quienes optan por vivir en Tierra del Fuego para llevar adelante sus proyectos profesionales y laborales que garantizan las prestaciones mínimas que se deben cumplir en el extremo sur del país.

 

Porque, en definitiva, resulta inviable una sociedad pensada únicamente al servicio de la alta rentabilidad del turismo sin trabajadores para llevar adelante las funciones centrales que toda sociedad necesita y precisa para funcionar.

Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    7 votos
  • No me interesó
    0%
    0 votos