Inminente colapso del relleno sanitario
Depósito de residuos urbanos

Inminente colapso del relleno sanitario

Andrés Napoli, director de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, consideró urgente definir un lugar para localizar un eventual nuevo relleno sanitario en la ciudad de Ushuaia, debido al inminente colapso del actual.
24/01/2023
D

ebido a la problemática ambiental en Ushuaia derivada del inminente colapso del relleno sanitario de la ciudad, el abogado experto en cuestiones ambientales, Andrés Napoli, director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, expresó por FM Master’s su parecer al respecto, puntualizando sobre algunos aspectos importantes a tener en cuenta en su resolución.

La problemática de los rellenos sanitarios encuentra su raíz en el exponencial crecimiento de cualquier centro urbano “con mucha actividad económica, tanto productiva como turística, y eso sin lugar a dudas lleva a incrementar los residuos, que son un indicador de la actividad económica” planteó Napoli.

Indicó que el problema comienza a visibilizarse en distintos lugares del país, y Ushuaia no es la excepción. “Más allá de lo que crecen hacia arriba los basurales, también hay que ver lo que no se ve, lo que pasa abajo, si ha sido impermeabilizado debidamente, si tiene un sistema de tratamiento de los residuos, lo que tiene que ver con la emisión de gases y la presencia de roedores” según enumeró.

Así, el crecimiento urbano y las tierras utilizadas fundamentalmente para la cuestión residencial y la actividad económica, deja cada vez menos lugar a rellenos “que son muy necesarios”.

El experto consideró fundamental comenzar a trabajar en la separación de los residuos: “no todos los residuos tienen que ir a los rellenos sanitarios. La separación se debe gestionar”. En el caso particular de Ushuaia, “ustedes están muy alejados de consumo, donde pueden ir a buscarse los sistemas para hacer una economía circular o para reciclarlos en otros procesos productivos. Pero claramente hay que trabajar en la minimización de eso, en una gestión integral de los residuos”.

Establecer el sistema de gestión permanente y complementarlo con otras cuestiones laterales como “la ley de envases, la ley que comprenda la responsabilidad del productor, porque el productor tiene que hacerse cargo también de lo que produce, la ley que tenga que ver con residuos electrónicos. Muchos temas que van en complemento, pero que localmente hay que comenzar a trabajar en términos de gestión” propuso.

En términos generales, el principal impacto que genera un relleno sanitario se relaciona con la emisión de los gases que produce, “el mal olor nauseabundo que produce, es la emisión de gases de metano por la descomposición de la basura, para lo cual tiene que estar tratado, tiene que haber un sistema de liberación de esos gases”.

Además, el abogado mencionó que el sistema debe estar totalmente impermeabilizado, de manera de proteger las napas y eventualmente los cursos superficiales como ríos y arroyos. Y, por supuesto, la presencia permanente de roedores que acarrea problemas de la salud: “si hay población circundante, esos roedores van a alimentarse cada vez más aquí y van a expandirse hacia las proximidades”.

En otro aspecto, evaluó que volcar residuos en el relleno indiscriminadamente sin una clasificación previa, como ocurre en nuestra ciudad, “es bastante nocivo porque generalmente los residuos de obra no van a los rellenos sanitarios, van a otros lugares establecidos para eso. Ni hablar de los residuos industriales y los especiales, que no pueden ser tratados con los residuos domiciliarios”, tal como alertó.

En cuanto a la capacidad de recepción de un relleno sanitario, Napoli consideró sencillo el cálculo, “son números, son modelos matemáticos, el crecimiento de la población, el crecimiento de las actividades, el crecimiento de la basura, determinará hasta cuándo va a tener ese relleno sanitario”.

Si el relleno está en términos de colapso, “hay que empezar a pensar hacia dónde trabajar en el sistema nuevo del relleno y tiene que ser establecido todo un proceso. No es fácil establecer un relleno sanitario en algún lugar, pero es necesario planificar, porque en el mediano plazo es muy probable que se necesite buscar algunas localizaciones”.

“El relleno sanitario no debería ser sinónimo de contaminación, si está bien tratado, bien impermeabilizado, con tratamiento de los gases generales, sabiendo exactamente cómo se trata, y además con un proceso de cierre” definió el proceso que plantea.

De tal forma, es importante conocer el proceso que lleva adelante el concesionario de los residuos y la autoridad de aplicación, el municipio, de manera de conocer “cuál es la cantidad de volumen de relleno que se recibe, cuáles son las épocas del año más importantes en términos de recepción y cuál es la proyección”. Así se podrá llegar a saber exactamente “cuánto va a poder seguir soportando y cuáles son las medidas como para que eso pueda generar un proceso de mayor durabilidad o de transición hacia otros espacios”, consideró finalmente el doctor Andrés Napoli.

Etiquetas
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesó
    100%
    1 voto
  • No me interesó
    0%
    0 votos